Patología meniscal

La rotura del menisco

La rotura de menisco es una de las lesiones de rodilla más frecuentes entre los deportistas. Especialmente, entre aquellos que practican deportes donde son frecuentes las acciones de pivotaje, arrancada o frenada.

Los meniscos se sitúan entre las superficies del fémur y de la tibia para hacer que estas sean más congruentes una con otra (congruencia articular) y la rodilla se mantenga firme (estabilidad articular).

Menisco de rodilla operada por el Dr. Vega Curiel

¿Cuándo se produce?

La rotura de menisco en deportistas jóvenes suele originarse por un movimiento de flexión/rotación de la rodilla.

En personas de edad avanzada que hacen deporte, cada vez se ve con más frecuencia la lesión del cuerno posterior del menisco interno por una degeneración del menisco. Esta rotura es frecuente en personas a partir de los 40 o 50 años de edad.

Síntomas

La rotura de menisco produce dolor en la cara interna o externa de la rodilla. Cuando se rompe el menisco, puede desplazarse fuera de su sitio (luxación de menisco) y provocar el bloqueo de la rodilla, es decir, limitar la extensión de la rodilla a partir de cierto ángulo.

Puede haber derrame articular (líquido en la rodilla, que aparece hinchada) tras la rotura, pero es raro que haya sangre en el derrame. Cuando hay sangre suele indicar una lesión asociada de un ligamento cruzado o una fractura ósea.

¿Cómo se interviene?

La cirugía es por artroscopia, es decir, se mete una cámara por un pequeño portal de 0.5 cms y por ahí se realiza la cirugía. Se realiza bajo anestesia epidural (sólo de las piernas). Se le dará el alta en 12-16 horas. Estará con dos bastones con carga parcial, entre 1-3 semanas salvo que se haya realizado una sutura meniscal que estar 6 semanas.

La tendencia contemporánea es la aplicación de tratamientos conservadores que permitan conservar la mayor parte de menisco posible. Sólo se interviene si el paciente tiene síntomas en sus actividades habituales. Puede ser que este roto y se adapte en el movimiento y no de síntomas, entonces no hace falta intervenir.

Si decidimos intervenir la técnica habitual, es retirar los flaps que se interponen y rediseñar una nueva forma del menisco (meniscectomía parcial).

En pacientes jóvenes intentamos siempre la sutura del menisco, que aunque es técnicamente mucho más complejo y mas caro, mantiene el menisco completo.

Prótesis total de cadera

Cuando intervenimos un paciente de más de 40 años de una rotura meniscal degenerativa solemos añadir otros gestos ademas de la meniscectomia parcial. Dependiendo del estado del cartílago tendremos que realizar un shaving, desbridamiento del cartílago y microfracturas de Stedmman para intentar que se forme un fibrocartilago que supla el cardialgia degenerado.

¿Alternativas a la intervención?

Alternativas como el ácido hialurónico y/o el plasma rico en factores de crecimiento, combinadas con una buena readaptación, pueden ser suficiente para evitar la intervención. Si hay dudas, se valora en profundidad intentando evitar la intervención, o minimizarla. La tendencia en cirugía es conservar el menisco en la medida de lo posible, tendencia a suturar, no a recortar.

El tratamiento con plasma rico en factores de crecimiento se basa en la infiltración de un concentrado plaquetario de alto valor biológico obtenido a partir del propio paciente. Este preparado permite acelerar la recuperación porque retira la inflamación y estimula la regeneración del cartílago articular.

Recuperación tras la cirugía

Tras la cirugía es importante ponerse hielo 15 minutos 4-5 veces al día. Realizara ejercicios de flexoextensión del pie desde el primer momento para favorecer el retorno venoso. Debe flexoextender la rodilla desde el primer día y realizar contracciones isométricas del cuadriceps.

Aunque dependerá del tipo de intervención, la recuperación es rápida. Si se hace sutura meniscal hay que dejar de cuatro a seis semanas para que se produzca la cicatriz que se va buscando con la sutura.

En el caso de que se haya realizado un remodelado meniscal, la rodilla se pone en funcionamiento muy pronto, el paciente empieza a fortalecer y a realizar actividad deportiva progresiva. En estos casos, en tres semanas puede estar de vuelta.

Cirugía de la rodilla

Dr. Ángel Vega Curiel
Dirección de Dr. Ángel Vega Curiel C/ Catedrático Antonio Silva, 2, 2º, Desp. 5
Correo electrónico de Dr. Ángel Vega Curiel Escríbenos
Teléfono de Dr. Ángel Vega Curiel (+34) 927 228 107
Facebook de Dr. Ángel Vega Curiel
Política de privacidad | Aviso legal | Política de cookies
© 2020 Dr. Ángel Vega Curiel